La sentencia del procés ya ha salido, con penas de hasta 13 años de prisión, como en el caso de Junqueras. Una secuencia de errores y despropósitos que nos han llevado hasta aquí, ¿pero y ahora qué?

La sentencia del procés es sin duda el único tema de actualidad del que quería hablar. Tenía pensado ir introduciendo temas de mi antiguo blog para que me conocierais más como persona durante este mes, de hecho, seguiremos con ello con posts como el de Mi primer libro, pero considero que la actualidad nos ha atropellado y no entendería otra publicación que ésta que justo empieza.

Ante todo, me gustaría dejar dos puntos claros: 1.- No soy jurista ni entiendo de leyes, aunque puedo tener opinión sobre ello. 2.- Soy un equidistante de mierda, no es que me considere yo, pero aquí si no te vuelcas con uno u otro eres un equidistante y yo no pienso, de momento, volcarme con nadie. Hechas las presentaciones para aquel que busque un panfleto de un lado u otro sepa que este no es su lugar, me gustaría hacer una reflexión y recomendación para cada bando.

Para los que están a favor de la sentencia, que se llaman constitucionalistas, pero que solo miran a la constitución para los artículos que les interesa, les pediría que empiecen a aflojar.  Espero que empiecen a pedir perdón, ya que llamaron golpistas a aquellos que, bajo sentencia, no lo son, ya que no hay delito de rebelión. Por no hablar de todo lo que se comentó entonces del tribunal alemán, cuando no veía rebelión para extraditar a Puigdemont.

La cosa no va de meter en la cárcel a los líderes del independentismo, va de encontrar soluciones a la situación. Entrar en redes sociales y ver como los forofos se cabrean por qué los Jordis podrán pasar las Navidades en casa, tras dos años de prisión provisional, o por qué no tengan que esperar a la mitad de la condena para el tercer grado, está claro que no es una cuestión de justicia, sino de revancha, sobre todo en el caso de los Jordis o Carme Forcadell, que ni formaban parte del gobierno.

Con el revanchismo, solo se consigue más conflicto y así no se solucionada nada, de hecho, solo ayuda a hacer la bola más grande. Además, parece que no se aprende, ya que cada vez que se da un paso para reprimir el independentismo, el porcentaje de independentistas aumenta. Ahora muchos piden implantar un 155 o que se nieguen los indultos, pero el siguiente paso nunca puede seguir aumentando la tensión. De hecho, todos sabemos que no pintan nada en prisión, no son personas violentas y si están inhabilitados, en poco pueden reincidir. Si es solo como castigo y revanchismo, pues adelante, pero dista bastante a lo que es una solución. Si el objetivo es que cada vez haya más independentistas en Catalunya y que poco a poco nadie sienta aprecio por esta España, ¡adelante, que lo estáis haciendo de puta madre!

Además, como era de esperar, el hecho de que haya elecciones estatales en menos de un mes, la cosa no puede hacer que empeorar. El trifachito apretando a Pedro Sanchez para que no dé ni un paso hacia el indulto, Sanchez haciéndose el más duro para arañar votos de Ciudadanos, mientras el independentismo se diferenciará en la manera de protestar que consideren mejor para sus cuentas electorales. Mientras, la gente sigue puteada.

Por parte de los independentistas, creo que debe prevalecer la inteligencia ante la emoción y el cabreo. Creo que primero de todo se debe dejar claro en el mensaje. No se puede hablar de instaurar la república, del mandat del 1 d’octubre, pero seguir haciendo como si nada hubiera pasado, presentándose a las elecciones españolas y acatando cada orden que viene desde España. No se puede estar en misa y repicando.

Pienso que la única opción seria y práctica, sería serenarse. Si se considera que en la sentencia hay irregularidades, lo llevaría al TC primero y al TEDH después. Esperaría al recurso, además de intentar no fomentar acciones que pueden dar la razón a la sentencia.

Pero claro, nos encontramos en el punto en que los independentistas y los políticos independentistas están más desconectados, justamente por el mensaje contradictorio que comentaba antes. Y esto es un problema, ya que al no tener claro un full de ruta como se hizo en su día, cada uno sacará su rabia como buenamente se pueda y buscará respuestas donde le interese. Obviamente se saldrá a la calle y las protestas durarán días, la clave estará en cómo evoluciona todo.

Yo sinceramente espero que estas protestas solo queden en eso, en lícitas protestas. Que pasadas las elecciones se pueda conceder, terceros grados, amnistías o indultos y si no es así, que Estrasburgo acabe reduciendo penas a una desobediencia y/o malversación. Que unos entiendan que reprimiendo solo conseguirán hacer el problema más grande, mientras otros comprendan que no tienen las mayorías como para tirar por el camino que se tiró. Obviamente unos tienen toda la fuerza de un estado detrás, otros tienen a una parte del pueblo que se manifiesta, pero ambos deben tener clara la responsabilidad de su cargo.

Es muy complicado solucionar este conflicto simplificándolo todo en dos bandos: fascistas y sediciosos, buenos y malos, constitucionalistas y golpistas, como si de un simple Barça – Madrid se tratara. Hay muchos matices, hay muchos errores y hay muchas culpas, pero sobre todo lo que hay es un tema complejo e intentarlo simplificarlo así no solucionará nada.

Se debe saber que casi la mitad de los catalanes quiere la independencia y no por muchos líderes encarcelados darán un paso atrás, de hecho, puede provocar el efecto contrario, ahora tienen sus mártires. También se debe saber que esto no va de ganar de uno, esto va de buscar un consenso amplio y ganar legitimidad con mejores mayorías. De hecho, si se rompe con todo con una mayoría del 50+1 en escaños, tampoco se conseguirá realmente el objetivo.

Tengo en mente bastantes soluciones, no frente a los extremos, a los que solo les sirve el pastel entero. Tampoco es mágica, ni instantánea, el problema no es menor y, por lo tanto, será un proceso lento. Pero sobre todo y por lo que se debería empezar, es por un referéndum no vinculante en toda España. Ya sé que para algunos quedará corto y para otros será una osadía poner en duda la unidad de España, pero toca contarse, como mínimo para que los discursos políticos no se basen en encuestas que cada uno se saca de la manga. Es la única manera de saber realmente en qué situación estamos.

Pero bueno, aunque entiendo que hoy es el día para empezar a construir soluciones y no enquistar el problema, también entiendo que haya gente que solo siente rabia y dolor. Espero que eso no conlleve a cometer nuevos errores para hacer la bola más grande, ya sea por insistir con el 155 y demás medidas o por pensar en la República Catalana. Yo de momento, solo tengo pena e impotencia de ver donde nos ha llevado esta negligente clase política, tensionando a la gente y no solucionando problemas.

2 comentarios sobre “La sentencia del procés: toca encontrar una solución

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.