Objetivo desencallar, ese debe ser el único objetivo que se debe plantear Pedro Sanchez de aquí en adelante, ¿cómo puede actuar cada partido?

Objetivo desencallar, no puede haber otro. Tras volver a votar por cuarta vez en cuatro años o por segunda en menos de doce meses, tal y como se sospechaba desde todos los frentes, el escenario de mayorías sigue igual de complicado. Con un aspecto a destacar, la oportunidad dada a la extrema derecha, que se ha situado tercera fuerza con 52 escaños.

Mayoría absoluta 176 escaños

Está claro que todos aquellos que confiaron en que volver a votar traería un escenario bastante más sencillo para conseguir desencallar la situación, se habrán quedado a gusto.  Que la ultraderecha con sus ideas fascistas en prime time y a gritos de “a por ellos” sea tercera fuerza, que el escenario de pactos se complique tras meter la variable de la sentencia del procés en la negociación o que la presentación de nuevos partidos quite escaños al bloque de izquierdas, si algo hace es complicar la situación. Eso sí, obviamente hay caminos para salir de este callejón al que nos ha llevado la repetición de elecciones, pero se debe dejar claro una cosa: Objetivo desencallar. Pasemos a repasar el papel que van a tener en adelante los principales partidos a nivel nacional.

PSOE, Pedro Sanchez:

Antes de empezar a mover hilos y concretar reuniones, Pedro se debe plantar delante del espejo y hacerse una pregunta: ¿Qué Pedro Sánchez soy? A partir de ahí, una vez tome esa decisión, los pasos deberán ir encaminados para ese objetivo de desencallar.

Si es el Pedro Sanchez de Salvados, que con su coche iba a preguntar a los militantes que partido se quería, que hablaba de una España plurinacional y que decía que se había equivocado con Podemos, le tocará bajar al barro y hacer todo lo que no quiso hacer entonces. Deberá sentarse con Podemos de nuevo y deberá escuchar a los independentistas si quiere tener un gobierno progresista. Creo que hay una muy buena oportunidad para luchar por una reforma constitucional, que se pueda votar a nivel nacional y que pueda dar encaje a la realidad de este país, en vez de mirar hacia otro lado.

En cambio, si nos encontramos con el Pedro Sanchez del 155, de la reforma constitucional con el PP a favor del pago de la deuda, de la ley para instaurar la asignatura de constitucionalismo en Catalunya, de amiguismo con el IBEX y la CEOE, tocará ver el postureo de querer un gobierno progresista para acabar con una abstención del PP, por el bien de España y no depender de separatistas y perroflautas.

PP, Pablo Casado:

Una cosa está clara en la derecha, no han vetado a la ultraderecha y los ha normalizado gobernando con ellos en comunidades y provincias o ignorándolo cuando decía burradas en los debates. Ahora el monstruo se ha hecho grande y da miedo que cada movimiento pueda darlo de comer, por ello da mucho miedo los pasos que puede dar el PP.

Recibirá presiones para hacer una gran coalición, como he dicho antes, por el bien de España y no depender así de separatistas y perroflautas. Pero esas presiones para abstenerse y dejarle el gobierno en solitario al PSOE, hacen de equilibrio con el miedo que hay de que la corriente que le adelanta por la derecha a toda velocidad, por lo que la cosa se complique.

Deberán evaluar si sus votantes les van a tirar en cara que puedan facilitar un gobierno socialista y dar más aire a la ultraderecha o si las presiones de la CEOE y el IBEX les compensará debido al poder que tienen en el país. Veremos si sale cara o cruz, eso ya cada uno verá que es qué.  

VOX, Santiago Abascal:

Con estos voy a ser muy claro. Quiero pensar que no son tantos, que los votos recaudados son debido a la situación política del país, las exageraciones y mentiras con Catalunya o los inmigrantes. Que nunca podrán mejorar estos resultados, ya que en estos cuatro años se les caerá la careta y los irán conociendo más, incluso los que los han votado.

Pero me da miedo por la incompetencia política actual. Hemos visto como casi nadie les ha plantado cara a sus ideas incendiarias como ilegalizar el PNV, acabar con el estado de las autonomías o cerrar TV3. Van a estar estos cuatro años con este tipo de medidas, no tienen opción a hacer nada más, pero la gente le ha dado 52 escaños y por lo tanto se les va a escuchar.

Si el resto de los partidos salen al quite a contradecir esas ideas y desenmascar las mentiras y burradas, estos escaños irán a menos. Como sigan con la actitud de ningunearlos y no plantarles cara, el viraje que puede dar el país como esta gente siga subiendo, es más que peligroso. Solo hace falta escuchar los gritos de “a por ellos” de ayer, una simple pregunta: ¿quién son ellos?

Unidas Podemos, Pablo Iglesias:

Creo que se le ha quedado un escenario cómodo, pero veremos si el liderazgo de Pablo Iglesias permite ser inteligente o las prisas por tocar poder le van a perjudicar, me explico.

Lo más sensato sería formar un gobierno de coalición, respetando la representatividad en el gobierno con los porcentajes que han dado las urnas, pero ya vimos ayer a Pedro Sanchez lo que le molestaba que sus afiliados fueran participativos gritando: Con Casado no, con Iglesias sí.

Por lo tanto, no volvería a tensar la cuerda para estar en ese gobierno. Si Pedro sigue con su cabezonería de su gobierno único, dejaría que lo hiciera mediante de la abstención. A partir de ahí, Pedro sería presidente, pero deberá luchar por cada aprobación que se vote en el congreso. Con este escenario, Unidas Podemos podría tirar en cara todas las futuras medidas que PSOE y PP votarán juntos, como ya ha pasado más de una vez en el pasado.

Ciudadanos, Albert Rivera:

Como el post habla del objetivo desencallar, iba a dejarlos fuera, ya que considero que serán irrelevantes. Pero tienen diez escaños, puede que se abran en canal, se vendan como un partido de estado para abstenerse, favorecer un gobierno socialista por el bien de España, dejar fuera a los comunistas e intentar volver al centro poco a poco. Una cosa tengo clara y es que, si yo fuera él, dimitiría lo antes posible. De hecho, parece que lo hará mientras estoy publicando esto.

Sea como sea, se tiene que empezar a reformar el estado. Si tenemos en cuenta la crisis que viene, que buena parte del porcentaje de escaños no optan por la España actual, unos para romperla y otros para engancharla por sus cojones, toca reflexionar a quien mirar. Por no querer escuchar las demandas de Cataluña, ahora tenemos a una fuerza con 52 escaños que opta por prohibir partidos políticos, cerrar televisiones y acabar con el estado de las autonomías. Es curioso como a algunos les lanzamos la constitución a la cabeza en favor de según qué artículos, pero nos callamos en un debate cuando alguien habla de lo que habla, los invitamos a jugar con las hormigas y tomar cafés para blanquearlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .